¿Necesitamos ya las bombillas? – Blog de luzdeco.es

Aunque siempre necesitaremos luz, ¿es posible que, en la búsqueda de la bombilla «perfecta», no sea una bombilla lo que estamos buscando? El invento original de Edison requería la conocida burbuja llena de gas que llamamos bombilla para albergar y proteger un filamento de carbono, y el vidrio soplado era la opción mejor y más eficiente. Pero eso fue hace más de 100 años, y la tecnología nos ha traído todo tipo de materiales que Edison podría haber considerado mejores alternativas que una bombilla de vidrio. La idea de que ya no necesitamos bombillas es revolucionaria o absurda, pero dos productos de nuestro sitio web se han creado con esa misma idea en mente. Uno es el módulo de luz descendente LED, y el otro es una serie de «perfiles» de luz de cinta LED de la empresa polaca Klus Design. Uno de los productos propone sustituir los aparatos de iluminación tradicionales y las bombillas por retrofits modulares específicos, mientras que el otro sugiere que podemos prescindir por completo de los aparatos de iluminación y las bombillas.

Los downlights LED constan de un conjunto de LEDs de alta potencia, un driver LED y un disipador térmico, todo ello integrado en una sola unidad. Esto por sí solo no hace que los downlights sean muy diferentes de cualquier bombilla LED. La diferencia está en la apariencia del producto. El fabricante no pretende que el módulo se parezca en nada a la conocida bombilla que conocemos. En su lugar, el módulo LED es una masa geométrica de aletas de aluminio y plástico duro que sustituye a la bombilla dentro de una lata empotrada, a veces de forma permanente.

El segundo producto, los perfiles luminosos de cinta LED, lleva el concepto más allá. Como ya comentamos en un artículo anterior, la luz de cinta LED es un producto extremadamente versátil y fácil de usar. Para demostrarlo, Klus incluso utilizó la luz de cinta y sus perfiles de aluminio patentados para crear una «Casa sin bombilla». Los perfiles de luz de cinta Klus -una extrusión de aluminio que aloja una luz de cinta LED- se incrustan en una ranura cortada en la parte inferior de un escalón o armario, o se montan en la parte superior de una superficie plana. Algunos modelos se fabrican incluso para su instalación en suelos, aceras y calzadas. Al igual que con los módulos LED, nunca se ve una bombilla, sólo la luz que emana de una zona empotrada que se funde con su entorno. De hecho, se integra tan bien que el observador casual se vería en apuros para determinar de dónde procede la luz.

Incluso antes de los downlights LED y los perfiles luminosos de cinta, convertimos la tradicional bombilla redonda en reflectores, imitaciones de llamas, tubos de alta eficiencia y espirales compactas. ¿Necesitamos ya la forma de «bombilla» para algo más que para la nostalgia? Comparta sus respuestas en los comentarios a continuación, o escríbanos en Facebook, Twitter o Google+.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *